Los animales en un amplio número de especies, tipos y clases.

lunes, 26 de noviembre de 2007

Un perro salva a su amo y al hijo de éste tras la embestida de un toro

Un perro llamado Boby ha evitado que su dueño, José Fernández Álvarez de 60 años y vecino de Veiga (Orense, España), falleciera este 1 de noviembre pasado cuando un toro de su propiedad le atacó propiciándole varias cornadas hasta dejarlo inconsciente.
Según parece, Boby, un mestizo de ocho años, arrinconó al toro tras hacerle retroceder varios metros con mordiscos en las patas y, además, impidió que el animal bravo se acercara de nuevo al cuerpo del herido. Ahora, el hombre, se recupera de las heridas en el Complejo Hospitalario de Orense y Boby, por su parte, es el protagonista del pueblo de Veiga, en Montederramo, y el centro de toda clase de mimos.
José había llevado a las vacas a pastar a un prado cercado y llevó también al toro porque las reses estaban en celo. Cuando regresó horas más tarde, el animal embistió contra él. "No le abrió muchas heridas porque el toro no tenía los cuernos afilados, pero le propinó muchos golpes, ocasionándole múltiples fracturas y hematomas internos", ha precisado su mujer. La tardanza en regresar con el ganado causó extrañeza a su esposa, que lo fue a buscar: "Al llegar al prado lo encontré tirado en el suelo y el perro protegiéndolo. Llevaba un teléfono y avisé a los efectivos de emergencia". Una ambulancia trasladó al herido al hospital, donde ha estado varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos.
La embestida del toro movilizó a todo el vecindario, que se hizo cargo de las vacas, mientras que el toro permaneció aislado en el prado. Al día siguiente del suceso, el hijo del herido, Jesús Fernández, logró capturar el animal con una cuerda y amarrarlo a un poste, pero al desatarlo para conducirlo al establo, volvió a atacar. "Le dio varias cornadas y también continúa de baja médica", relata su madre. El perro estaba con él y volvió a repetir su hazaña, sacándole el toro de encima. "No nos deshacemos de Boby por mucho dinero que nos den. Es como uno más de la familia", recuerda entre sollozos la mujer. "Si no fuera por él tendría una desgracia en casa", añade.

No hay comentarios: